Historia

[thim-heading title=”HISTORIA DE LA INSTITUCIÓN” line=”” text_align=”text-center”]

La Unidad Educativa “La Salle” de Ibarra es una Institución Particular sin fines de lucro y que se encuentra amparada por la Ley General de Educación y Cultura; por lo tanto el Reglamento Interno que propone está enmarcado dentro de lo estipulado en la misma.

Esta institución quiere ser una alternativa significativa en el mundo de la educación. Es una comunidad de maestros, religiosos y seglares comprometida en una misión educativa humana al estilo de San Juan Bautista de la Salle. Ofrece a sus estudiantes  conocimientos útiles para la vida, anima a la  vivencia de valores en la experiencia cristiana de Jesús y su mensaje evangélico.

Antecedentes (Biografía de Doña. Rosalía Rosales viuda de Fierro)

La Sra. Rosalía Rosales nació en Bolívar (Carchi) en 1862, fue la primogénita de numerosos hermanos, desde muy pequeña se hizo notar y querer por su precoz inteligencia, carácter muy agradable y además por su belleza física. En su niñez la familia se trasladó a Ibarra y cuando apenas tenía 15 años el bizarro General Vicente Fierro, la tomó por esposa. En Ibarra conquistó los corazones de la alta sociedad y su hogar fue el centro de reuniones de gente ilustrada y piadosa que la eligieron Presidenta de su círculo y Directora permanente de la Adoración Perpétua, Congregación principal de la Catedral.

El 10 de noviembre de 1903 tuvo la desgracia de perder a su esposo y desde entonces viuda y sin hijos consagróse enteramente a toda clase de buenas obras. Al establecerse la comunidad lsallana en Ibarra fue muy favorecida por el distinguido caballero Sr. Dn. Luis Antonio Durán España hermano político de la Sra. Rosalía Rosales de Fierro. Conociendo el Sr. Durán España las preocupaciones del Excmo. Sr. Obispo Alberto Ma. Ordóñez Crespo para localizar un terreno y levantar allí la escuela lasallana, el Sr. Durán le manifesto a más de las virtudes y bondades de la Sra. Rosalía Rosales el vivo deseo que tenía ella de contribuir para esa obra en favor de la niñes de Ibarra. Ella el 23 de octubre de 1922, ante el Sr. Modesto Andrade Oña, Notario del Cantón Ibarra, donó al Instituto La Salle, de manera gratuita. Casi en seguida se iniciaron los trabajos de la construcción gracias a fondos proporcionados por la Sra. Rosalía Rosales y varios benefactores siendo los más connotados los Sres. Pastora Alomía, Mercedes Egas y el Sr. Darío Egas Grijalva.

La Sra. Rosalía Rosales tuvo la gran satisfacción de verse elevar rápidamente las paredes de su escuela y cuando el 6 de mayo de 1926 se verificó la colocación de la ULTIMA TEJA, una Comisión Especial fue a invitarla y la condujo al lugar de la ceremonia en donde fue frenéticamente ovacionada. A nombre de los Sres. Dr. Gabriel Acosta, Miguel Angel Enríquez  y el niño Andrade Monge pronunciaron expresivos disursos de agradecimiento.

Pocos meses después, el 14 de agosto de 1927 el Cielo premió las excelsas virtudes y caridades de la Gran Benefactora de la Educación Católica de la niñez ibarreña. Toda la ciudadanía hizo grandiosos funerales a la Viruosa Matrona cuyos sagrados restos, así como los de su esposo General Vicente Fierro, descansan hoy día en el Establecimiento junto a la puerta de la Capilla. El Instituto Rosales es el monumento que proclamará a las futuras generaciones el gran beneficio que la niñez ibarreña debe a la familia Rosales.

El 27 de febrero de 1963, se colocó una conmemorativa Placa de agradecimiento con la siguiente inscripción:

La Sociedad Ibarreña a la virtuosa y noble Matrona Sra. Rosalía Rosales de Fierro eximia Benefactora de la niñez en el primer Centenario de la llegada al Ecuador de la Comunidad Lasallana.

[thim-gallery-images number=”1″ item_tablet=”1″ show_pagination=”yes” image=”7111,7110,7112″ image_size=”full”]

“La enseñanza que deja huella no es la que se hace de cabeza a cabeza, sino de corazón a corazón.”

Rosalía Rosales. Fundadora.